Kevin Jorgeson y Tommy Caldwell, ambos de California, completaron su objetivo de escalar libremente "El Capitán", considerada una de las rutas más difíciles del mundo. Se encuentra en el Parque Nacional de Yosemite y tiene una altura de 914 metros. También es el monolito de granito más grande del planeta.

Incluso si solo les tomó 19 días para lograr este objetivo, tuvieron que practicar durante 5 años.

También tuvieron que dormir en campamentos colgados mientras subían a El Capitán, lo que les permitió escalar por la noche y disfrutar de una mejor adhesión.

Mientras subían, también fueron documentadas por varias marcas internacionales, entre ellas Adidas, y felicitadas por personas reconocidas, como el ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Fotos por: Tom Evans, Mladen Antonov y Adidas.